Nro. 18 - Julio 2004

 
SUMARIO

EDITORIAL
Ser dueños de la verdad

El presupuesto de Ciencia y Técnica
Materiales plásticos de uso médico

El INTI es parte del remedio

Cooperación Alemano - Argentina en Metrología

John Sulston: el genoma humano es de todos

Un Nóbel en el INTI

Más Sulston

Banco de halones
Qué es el Principio Precautorio 
Cifras para pensar
Biotecnología: otra mirada
Las grandes empresas celebran la llegada de la globalización, pero sólo cuando se benefician
Novedades INTI (Cursos)

CONTACTENOS

SABER COMO

Qué es el Principio Precautorio

Según el Diccionario de la Real Academia Española, los principios son la base, el origen o la razón fundamental sobre la cual procede en cualquier materia. En el desarrollo del Derecho Internacional Ambiental, la gran cantidad de principios emanados de las conferencias internacionales, o de resoluciones y recomendaciones de diversos órganos de organizaciones internacionales intergubernamentales y aún de las no gubernamentales ha sido trascendental.
Merece especial atención el denominado “principio precautorio”, que se traduce como la obligación de suspender o cancelar actividades que amenacen el medio ambiente pese a que no existan pruebas científicas suficientes que vinculen tales actividades con el deterioro de aquél.

El principio 15 de la Declaración de Río sobre Medio Ambiente y Desarrollo en 1992 lo define de la siguiente manera: “Con el fin de proteger el medio ambiente, los Estados deben aplicar ampliamente el criterio de precaución conforme a sus capacidades. Cuando haya peligro de daño grave o irreversible, la falta de certeza científica absoluta no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces en función de los costos para impedir la degradación del medio ambiente”.

Dicho principio se encuentra enunciado en el inciso 3 del artículo 3 del Convenio Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático. Fue incorporado en el artículo 130 R-2 en el Tratado de Maastricht de la Unión Europea. El alcance de este principio tiene diferentes interpretaciones. Una liberal, que limitaría la obligación del Estado a comportarse diligentemente en la toma de decisiones. La otra, más estricta, que importaría ante la amenaza de un posible riesgo, cancelar la actividad o conducta que lo produce.
La jurisprudencia internacional cuenta con ejemplos sobre la aplicación de este principio a cuestiones ambientales. Se pueden nombrar dos resoluciones del Consejo de Estado Francés dictadas en los casos: “Greenpeace et autres” y “Societé Pro-Nat, del 11/12/98 y del 2/4/99, respectivamente, referentes a maíces transgénicos y a la prohibición de comercializar carne vacuna por riesgo de transmisión de la enfermedad EEB (más conocida como mal de la vaca loca).

En Estados Unidos se ha resuelto en la causa “Ethyl Corp. v. EPA” que “las cuestiones que envuelven al ambiente están particularmente inclinadas por su natural tendencia a la incertidumbre. El hombre de la era tecnológica ha alterado su mundo en direcciones nunca antes experimentadas o anticipadas. Los efectos en la salud de tales alteraciones son generalmente desconocidos y algunas veces imposibles de conocer. Esperar certidumbre normalmente nos habilitará solamente a reaccionar (post-facto) y no para una regulación preventiva”.
En nuestro país, la ley general del ambiente (ley 25.675) establece diez principios de política ambiental, entre ellos, el principio precautorio. En materia jurisprudencial, el principio fue receptado en el fallo de la Cámara Federal de La Plata, del 8 de julio del 2003, “Asociación Coordinadora de Usuarios, Consumidores y Contribuyentes c/ENRE-EDESUR s/Cese de obra de cableado y traslado de Subestación Transformadora “, atento la duda científica para determinar si los campos electromagnéticos de frecuencia extremadamente baja, pero de exposición a largo plazo, constituyen la causa de afecciones cancerígenas, en relación a una planta transformadora de media tensión a baja tensión, denominada “Subestación Sobral”, ubicada en Ezpeleta, Partido de Quilmes.

Contacto: lumiere@inti.gov.ar

 


     

    

2004-07-07 05:29:03 Ingeniero
  jorge gonzalez
  Respecto al Principio Precautorio.
Este principio es nombrado en un libro llamado "Small is Stupid" de Beckerman, 1995. El autor sostiene que el mismo es generalmente usado por encargados de diseñar políticas medioambientales, por los políticos, científicos, etc., para demostrar su sentido de responsabilidad social.
Yo creo que es un "principio" que debe ser usado con mucho cuidado y responsabilidad, luego de haber estudiado cuidadosamente el evento que se quiere analizar. A veces es muy difícil separarlo de ciertos matices ideológicos dados por: "verde" vs. "libre mercado".