Nro. 30 - Julio 2005
 
SUMARIO

EDITORIAL
La larga vida que es una lucha

“Proyecto mimbre”
Calor para compartir

Pañales descartables para bebés

Villa Ángela: convenio para impulsar el desarrollo local

Cañada de Gómez: “Grupos Educativos para Extensionismo Industrial”

Tratamiento de efluentes de la industria textil

Hacia una tecnología más limpia en curtiembre
El sentido del tiempo
“Cambios en la Estructura Industrial Argentina, 1993-2003”
Cifras para pensar
Novedades
Cursos y Seminarios INTI. Mes de Julio
CONTACTENOS
NO©copyright
Todos los materiales del Saber Cómo son propiedad pública de libre reproducción. Se agradece citar fuente

Otras publicaciones INTI

SABER COMO
“Cambios de la Estructura Industrial Argentina, 1993-2003”
Este ensayo de Javier Adrián González* inicia la serie “Documentos de Trabajo” del INTI, una nueva serie de publicación periódica de estudios e investigaciones empíricas sobre la actualidad socio-económica, productiva y tecnológica de nuestro país.

El documento completo puede leerse on line o ser impreso desde www.inti.gov.ar/documentos

Una Institución de referencia en materia de Tecnología Industrial debe tener ideas propias sobre aspectos productivos, a las que promueva y difunda, no con ánimo confrontativo, sino para enriquecer el campo de las ideas. Así entendido, el INTI ha lanzado una serie de publicación periódica de investigaciones empíricas sobre la actualidad tecnológico-productiva del país bajo el título de “Documentos de Trabajo”.
Abre la serie el documento “Cambios de la Estructura Industrial Argentina, 1993-2003”, realizado por Javier Adrián González; en el cual se revisa, con sustento empírico, los determinantes de la tendencia histórica al estancamiento del desarrollo industrial argentino tomando como objeto central de observación las modificaciones de la estructura industrial y sus principales atributos.

En el documento mencionado se intenta hacer observable que las causas de dicho estado de situación se encuentran en la estrategia de crecimiento asumida en los últimos 30 años: concentración de la estructura productiva en la explotación de recursos naturales y la semielaboración de insumos industriales de uso generalizado –commodities– con un papel central de la asistencia directa del capital extranjero.
En Argentina, históricamente el sendero de solvencia a largo plazo de la cuenta corriente de su aparato productivo fue el límite irresoluto a su desarrollo. Esto fue tanto así durante el «modelo de sustitución de importaciones» como bajo el más contemporáneo «modelo de economía abierta».
En el primero, la desproporción entre las divisas necesarias para financiar las inversiones que permitieran dar el salto de escala en el desarrollo industrial y la limitada capacidad de obtención de divisas del tradicional sector agropecuario imponía el techo al crecimiento económico; entrando con ello en recurrentes crisis de la cuenta corriente que fogoneaban los antiguos conflictos políticos, sociales y económicos entre el «agro» y la «industria».

El segundo esquema, emergente en 1977 y maduro a partir de 1990, sesgado hacia el crecimiento vía exportaciones primarias y la asistencia de capital y tecnología del extranjero, tampoco resolvió, sino más bien agudizó, la cuestión de las cuentas externas por varias razones, todas relacionadas al alto costo de las contrapartidas del financiamiento y asistencia del capital extranjero.

De esta manera, según el autor, la estructura productiva actual, heredada del desenvolvimiento de este modelo, es sumamente vulnerable frente a las oscilaciones de las condiciones internacionales, tanto del mercado mundial de mercancías como de capitales. Según el mismo documento, la economía argentina solamente podrá superar estas crisis recurrentes, en términos históricos, de balanza de pagos cuando se asuma políticamente enfrentar los cambios cualitativos necesarios de su estructura productiva que permitan el crecimiento sostenido con un equilibrio relativo de su cuenta corriente y, para ello, se requiere una «Nueva Política Industrial y Tecnológica» que persiga centralmente este objetivo.

* Javier A. González coordina el “Grupo de Investigación en Economía Industrial-INTI” que integran, a su vez, Diego Hybel, Carlos Maslatón, Gabriel Queipo y Juan Carlos Valero

Contacto: Javier González, jagonzal@inti.gov.ar