Nro. 69 - Octubre 2008
 

EDITORIAL
Primero la coherencia

Le tocó al agua lavandina
DESARROLLO + INNOVACIÓN TECNOLÓGICA
El tangenciómetro, un nuevo diseño de INTI-Mecánica
Marcado a fuego
Concretan exportaciones a Venezuela 26 Pymes argentinas
CRECIENDO DESDE EL PIE Alegría para los productores de quinoa
Disciplinas científicas al cuidado del medioambiente
Uso responsable de energía
Los nuevos oasis
CIFRAS PARA PENSAR La formación de precios en la cadena de la carne
Novedades del INTI
Contáctenos
NO©copyright
Todos los materiales del Saber Cómo son propiedad pública de libre reproducción. Se agradece citar fuente

Otras publicaciones INTI


SABER COMO

Concretan exportaciones a Venezuela 26 Pymes argentinas

La mayor “exportación” de conocimiento puro e intangible de la historia de la Argentina se acordó al ampliarse el convenio firmado entre el INTI y la Corporación de Industrias Intermedias de la República Bolivariana de Venezuela (CORPIVENSA), en agosto de 2007. El Instituto asesorará, asistirá y suministrará servicios especializados para la construcción y la puesta en marcha de 70 fábricas, comprendidas en el primer tramo del Plan “200 Fábricas Socialistas” implementado por el gobierno bolivariano.

Cada una de esas plantas será instalada en un área de menor desarrollo relativo y servirá de núcleo promotor de la ocupación eficiente, ya que impulsará la organización de cooperativas para proveerlas de insumos y transformar los bienes que esos establecimientos generen. A partir de esa instancia y sobre la base de trabajos previos con grupos de pequeñas y medianas empresas (Pymes) exportadoras de máquinas y equipos, plantas llave en mano y servicios de ingeniería, la Cancillería -a través de las acciones desplegadas por su Programa de Apoyo a la Exportación de Bienes de Capital (PDCEX), coordinado por el embajador Carlos García- y el INTI, representado en ese ámbito por el Ingeniero Eduardo Acosta Miguens, promovieron encuentros de empresarios locales y autoridades de aquel país que culminaron con resultados ampliamente satisfactorios.

Entre los rubros que exportarán bienes de capital figura un grupo de Pymes de soluciones integrales en líneas de proceso y empaque.

Los primeros 9 contratos de exportación de bienes de capital y transferencia de tecnología involucran a Pymes argentinas por un monto total de 75,2 millones de dólares y fueron firmados por la reciente misión a Venezuela organizada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la Argentina, la representación diplomática de nuestro país en Caracas y el INTI. Los contratos y las cartas de intención que comprometen la provisión de maquinarias, equipos, bienes de capital, servicios de ingeniería y transferencia de tecnología argentinos, se firmaron en el Palacio de Miraflores, el 28 de agosto pasado. Estuvieron presentes el Presidente Hugo Chávez, el Ministro del Poder Popular para las Industrias Ligeras y Comercio (MILCO) William Contreras, el Secretario de Comercio y Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería argentina Alfredo Chiaradía, la Embajadora en Caracas Alicia Castro y el Presidente del INTI Enrique M. Martínez, entre otras autoridades.

Los acuerdos tienen como objetivo apuntalar la instalación de 20 fabricas y, según Chávez, “representan el 10% de las ‘200 fábricas socialistas’, cuya creación anunció el 11 de junio pasado como parte del ‘reimpulso productivo de Venezuela’”. Por la cadena nacional de radio y televisión de Venezuela, en horario central y durante más de dos horas, el mandatario bolivariano presentó a las empresas argentinas. Se trata de la mayor exportación de maquinarias para equipar plantas industriales encarada por Pymes de capitales nacionales, que de esa manera demuestran su alto nivel tecnológico y competitividad. Su monto total equivale al 5% de las ventas al exterior de maquinarias a todo destino y confirma la importancia del mercado regional para el comercio de bienes con alto valor agregado (en este caso de 70.000 dólares la tonelada).

El mandatario venezolano reveló que en un reciente encuentro con la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, le propuso integrar un fondo binacional, en principio con un capital cercano a los 1.000 millones de dólares, para financiar proyectos socio-económicos y asignar préstamos a bajos intereses y con períodos de gracia, hasta tanto se ponga en marcha el Banco del Sur. Puso énfasis al señalar que entre ambos países se establecieron lazos de cooperación estratégica desde la gestión de Néstor Kirchner, situación que mantiene la actual Presidenta Cristina Fernández. Chiaradía explicó que los acuerdos firmados responden a un esquema de "cooperación y complementariedad" y que continúan las negociaciones para proveer plantas completas, máquinas-herramienta y otros bienes de capital y servicios de ingeniería de producción nacional.

Con la colaboración de profesionales argentinos, Chávez espera que en los próximos meses se llegue a 72 fábricas repartidas por el territorio venezolano, entre las que mencionó las de asfalto, cemento, motores, equipos de refrigeración industrial y motocicletas. Además, se construirá una fábrica de plástico, como parte de un polo petroquímico, para producir juguetes, bolsas, pinturas, cauchos, ropa de poliéster y partes de viviendas. En la misma etapa, están previstas 3 plantas de procesamiento de frutas.

Los contratos suscriptos

En el marco de la estrategia de cooperación bilateral, los directivos de 26 Pymes argentinas suscribieron contratos con William Contreras, titular del MILCO, y Jesús Zambrano Mata, Presidente de Suministros Industriales Venezolanos C.A. (SUVINCA). Los lazos de cooperación entre Venezuela y la Argentina, en el marco de los acuerdos de transferencia de tecnología liderados por el INTI, hicieron posible la forma asociativa de participar y distribuir el trabajo en el mayor número de empresas argentinas, las que en ciertos casos al operar en grupos minimizan los riesgos, evitan dependencias, aseguran plazos de entrega y una inmejorable calidad tanto de maquinarias como de productos terminados.

· Equipamiento e instalación de 6 plantas frigoríficas de bovinos, caprinos, ovinos y conejos, ubicadas en Mene Mauroa y Jadacaquiva (estado de Falcón), Carora (Lara), Buena Vista (Trujillo), La Guajira (Zulia) y Tucupita (Delta Amacuro), por el Grupo Exportador Proveedores de la Industria Cárnica (GEPIC), representado por Sergio Valle. Todos estos territorios no fueron explotados hasta el momento y justamente el objetivo de este proyecto es industrializar zonas con potencialidad productiva.
Está prevista una inversión de unos 47 millones de dólares y las firmas integrantes producirán máquinas y equipos para la industria alimentaria, así como líneas completas de producción para el almacenamiento de cárnicos y mataderos industriales. “Esta operación es un hecho histórico para la industria argentina, ya que se trata de un logro alcanzado gracias al trabajo en conjunto del sector público (Cancillería-PDCEX y el INTI); una entidad intermedia (AdePIA – Asociación de Proveedores de la Industria de la Alimentación), y las empresas privadas”, opinó Luis Adur. Al comienzo, se pensó que la creación de un grupo exportador no servía de mucho, ya que todas las empresas alguna vez integraron uno con pocos resultados. En esta oportunidad, desde el principio la situación fue diferente: en las reuniones en el Palacio San Martín de la Cancillería estuvieron los representantes del PDCEX, Embajador Carlos García y Consejero Claudio Gell; del INTI, Ingeniero Acosta Miguens, y directivos de alrededor de 18 empresas, en su mayoría vinculadas a la AdePIA. El único objetivo fue alcanzar una solución, entre todos, para la instalación de plantas de procesamiento de carnes. “AdePIA ya acompañaba el gran trabajo que el Doctor Miguel Marcelia, del Centro INTI-Carnes, venía haciendo con el proyecto de las plantas -subrayó Azur-. Lo que simplemente hizo fue acercar el GEPIC y presentar una cotización unificada. Esa fue, justamente, la diferencia respecto de los competidores de Brasil, China, Rusia y España. A Corpivensa le interesaba, aparte de la transferencia de tecnología, tener un solo proveedor y no tener que lidiar con muchos. Para nosotros fue darles un servicio más. La constancia fue lo más importante del proyecto. Gracias a eso y a la ayuda del personal del INTI en Venezuela pudimos lograr un entendimiento técnico con la contraparte, algo para nada fácil en un emprendimiento de esta magnitud”. Otra cuestión importante es que las empresas argentinas, a través del INTI, capacitarán a todo el personal de las plantas, algo que va más allá de cómo faenar un animal ya que llegará hasta la elaboración de subproductos cárnicos, generando más desarrollo en las zonas porque se crearán microemprendimientos. Esto se encaró dentro del marco de la Responsabilidad Social Empresaria (RSE) que los componentes del GEPIC llevarán adelante en Venezuela. Para convertirnos en un proveedor continuo de Venezuela sabemos que será necesario cumplir con lo pactado, en cuanto a calidad y transferencia de tecnología.

· Instalación de 3 plantas completas para procesar cereales, vegetales y oleaginosas, a cargo del Grupo Exportador de Maquinaria para Proceso y Empaque de Argentina S.A. (MAPEAR), en Mene Grande (Zulia), La Fría (Táchira) y Bobare (Lara) que exigirán más de 17,8 millones de dólares, según el acuerdo rubricado por Aldo Caretti, representante del grupo argentino. “MAPEAR es una asociación de Pymes nacionales que ocupan en promedio a 40 personas y alcanzaron un alto desarrollo tecnológico; además, todas poseen patentes de invención y exportan –reveló el doctor Rubén Mónaco-. En este caso, demostramos interés por ofrecer soluciones integrales en líneas de proceso y empaque” Y agregó: “esto fue consecuencia de la intervención del Programa de Apoyo a la Exportación de Bienes de Capital, Plantas Llave en Mano y Servicios de Ingeniería, que dentro de la Secretaría de Comercio y Relaciones Económicas Internacionales desarrollan la Cancillería y el Instituto Argentino del Envase que nuclea a empresarios del sector. En gran parte, la obtención de los contratos se atribuyó a la diferencia tecnológica ofrecida respecto de los competidores de Brasil, España, Italia, China, Irán y Vietnam”. De acuerdo con lo expresado por las autoridades de MILCO - CORPIVENSA, la Argentina tiene –comentó Mónaco- “el perfil adecuado para seguir proveyendo una importante cantidad de plantas”.

· Requerirá 4,76 millones de dólares el desarrollo de 3 fábricas recuperadoras de tubos petroleros para transformarlos y utilizarlos en el sector metalmecánico, suministro de materia prima a ensambladoras e industrias del acero, construcción de galpones y estructuras para la construcción, incluyendo viviendas. El contrato lo firmó Mario Erlij, Presidente de Ivanar S.A., que se dedica a la producción de hierro para la construcción, tubos y chapas y provee servicios de autoelevadores y movimiento de chatarra. Las fábricas estarán en Cabimas (estado de Zulia), El Temblador (Monagas) y El Toreño (Barinas).

· Motores Czerweny (MC) acordó a través de su Presidente Hugo Rivero, hacer una fábrica en Tinaquillo (estado de Cojedes), que demandará 1,69 millón de dólares. Allí se harán motores eléctricos de potencia media, monofásicos y trifásicos; bombas de agua, y extractores. Rivero recordó que MC inició sus actividades en Gálvez (Santa Fe), en 1941, como sociedad de hecho dedicada a producir motores eléctricos de corriente continua de pequeña potencia. Ahora hace motores monofásicos de bajo y alto par de 2 y 4 polos; trifásicos de 2, 4, 6 polos, y motores con freno y de ejecución especial para máquinas. “La propuesta aceptada por Venezuela es de transferencia de conocimientos y asistencia técnica”, aseveró Rivero.

· Sumarán 1,9 millón de dólares las guillotinas, dobladoras, plegadoras hidráulicas y otros tipos de máquinas-herramienta para plantas metalúrgicas y metalmecánicas, que se comprometió a fabricar y proveer José Iturrospe S.A.

· Prensas, balancines y otras máquinas-herramienta, por más de 850.000 dólares, suministrará la empresa Daida.

· Göttert suministrará 8 cabinas de pintura y secado para la aplicación de pinturas poliuretánicas ó poliamídicas en 4 plantas de fabricación de estructuras metálicas para construcciones, que estarán en Zulia, Monagas
y Barinas y exigirán 698.000 dólares.

· Más de 70 equipos para soldar por 455.000 dólares proporcionará Merle SA.

· Favio De Leo, representante de DMD de Argentina, asumió el compromiso de entregar compresores para 2 fábricas de centrales de aire comprimido para refrigeración industrial, que se ubicarán en la ciudad de Bolivia (estado de Barinas) y Zaraza (Guárico), y en las que se invertirán 98.400 dólares.

Contacto: presidencia@inti.gob.ar