Logo INTI  

Invitación de la gente del INTI al diálogo sobre la relación entre la tecnología y la calidad de vida de los argentinos.

SUMARIO
EDITORIAL
El “efecto Obama” y nuestra propia agenda


Tecnología competitiva para el desarrollo local

DESARROLLO + INNOVACIÓN TECNOLÓGICA
Estudio de aditivos para recubrimientos metálicos


Sala de elaboración de lácteos para pequeños productores

Nuevas brisas, más energía
TECNOLOGÍAS ECOSOCIALES
El muro trombe


Una mejor postura en el proceso educativo

Un mundo de testigos

La moda educativa ¿moda de futuro?
CIFRAS PARA PENSAR
La industria nacional de maquinarias agrícolas pierde participación en las ventas totales al mercado interno


Corte y control dimensional del submarino ARA San Juan

Novedades
Contáctenos
SUSCRIPCION
Para recibir mensualmente el ejemplar impreso, llene el formulario y se le enviará en forma gratuita.
EDICIONES ANTERIORES
INTI - Nano Tecnología Industrial
 CIFRAS PARA PENSAR
La industria nacional de maquinarias agrícolas pierde participación en las ventas totales al mercado interno

Las ventas de maquinarias agrícolas al mercado doméstico han experimentado un importante crecimiento desde 2002, alcanzando en 2008 el mayor monto de ventas del período casi cuadruplicando el nivel de facturación alcanzado en el primer año de la serie. Comparando las cifras de 2008 con las de 2007 surge un crecimiento cercano al 10% de las ventas totales al mercado interno expresadas en pesos. Ese crecimiento es explicado casi en su totalidad por las mayores ventas correspondientes a las maquinarias agrícolas importadas, sobre todo tractores, en detrimento de las nacionales (Gráfico Nº 1)


Gráfico 1 | Ventas de maquinarias agrícolas al mercado interno

Este comportamiento de las ventas totales al mercado interno durante 2008 significó una pérdida cercana al 5% en la participación de mercado expresada en pesos para la industria nacional de estos equipos con relación al año anterior, pasando de más del 40% en 2007 a cerca del 36% en 2008. Es llamativo el contraste de los dos últimos años de la serie con la tendencia que venía experimentado la producción nacional hasta el año 2006, en el que las ventas al mercado interno de maquinarias agrícolas fabricadas localmente habían llegado a representar prácticamente el 50% de las ventas totales.

Lo mencionado en el párrafo anterior, de acuerdo a fuentes calificadas del sector, podría explicarse en parte al escaso financiamiento ofrecido por lo fabricantes nacionales frente a los amplios planes de crédito de fácil acceso disponibles para la compra de maquinarias importadas. A pesar de la ventaja que representan las facilidades ofrecidas por los importadores, en su mayoría multinacionales con capacidad financiera casi ilimitada, al interior del sector encontramos variaciones notables en el desempeño de los distintos segmentos de la industria nacional, destacándose el de sembradoras con una participación superior al 99% del mercado.

En cuanto a la distribución intrasectorial, de acuerdo a la facturación total correspondiente a 2008, el 36% correspondieron a cosechadoras, el 29,4% a tractores, el 18,3% a implementos y el 16,3 % restante a sembradoras. Mientras que considerando las unidades vendidas en el mismo año, en el primer lugar se ubica el segmento de los implementos con 12.897 equipos vendidos, seguido por tractores con 7.952 unidades, sembradoras con 3.498 y cosechadoras con 2.295. Esta variación en el orden de importancia al considerar las unidades vendidas, se debe al mayor valor unitario de los equipos más complejos como las cosechadoras y sembradoras con relación a otros como los implementos, de menor complejidad (Gráfico Nº 2).

Gráfico 2 | Participación de cada segmento en las ventas al mercado interno 2008

Lo anterior presenta matices muy importantes cuando los datos se desagregan de acuerdo a los principales segmentos de producción. Específicamente, considerando el origen de las maquinarias agrícolas vendidas en 2008, cabe mencionar que el 36% que en promedio corresponde a equipamiento fabricado localmente (frente al 64% restante importado, principalmente de Brasil) se reduce ostensiblemente en el caso de las cosechadoras y tractores, que representaron algo menos del 12% y el 17% de las ventas totales, cuando su participación había sido en 2006 del 24% y el 19%, respectivamente (Gráficos Nº 3 y 4)


Gráfico 3 | Ventas de cosechadoras


Gráfico 4 | Ventas de tractores

Prácticamente lo opuesto ha ocurrido en el caso de las sembradoras, donde casi en su totalidad las máquinas comercializadas en el mercado interno durante el año 2008 fueron de origen nacional. Por último, en el caso de los implementos agrícolas también predominan los equipos de fabricación nacional, con una participación del 63% de las ventas en el último año de la serie, cifra que igualmente se ubica por debajo del 72% alcanzado en el año anterior (Gráficos Nº 5 y 6).


Gráfico 5 | Ventas de implementos


Gráfico 6 | Ventas de sembradoras

En este contexto, si lo que se desea es recuperar la tendencia creciente en la participación de las maquinarias agrícolas nacionales sobre el total comercializado en el mercado interno para volver a ubicarla en la cercanía del 50% y, a su vez, hacer frente a una creciente demanda externa (Venezuela, Este de Europa y otros), será condición necesaria reforzar el apoyo del Estado al sector, mediante políticas que incentiven, por el lado de la oferta, nuevas inversiones que amplíen la capacidad de producir localmente estas maquinarias y, por el lado de la demanda, la compra de equipamiento de fabricación nacional.

En este sentido, el Grupo de Trabajo sobre Maquinaria Agrícola del INTI se ha planteado como objetivo general el desarrollo de un esquema de apoyo al sector, articulado según los siguientes criterios:

Desarrollo de productos y proveedores, mediante un apoyo específico y titleamente calificado para la detección de problemas fundamentales para la industria y la búsqueda de soluciones a los mismos.
Colaboración con otras áreas de la administración pública, tanto nacional como provincial y municipal, para dar impulso a la certificación y/u homolagación de agropartes y maquinarias agrícolas de acuerdo a las normas de seguridad exigidas para su exportación.
Trabajo conjunto de los técnicos del INTA e INTI, en tanto instituciones tecnológicas nacionales de estrecha relación con el sector, de manera de explotar al máximo las capacidades de equipos de trabajo interdisciplinarios conformado por profesionales de ambos institutos.
Localización estratégica de los equipos de trabajo interdisciplinarios en función del espacio geográfico relevante para la industria y la ubicación de los RRHH, equipamiento e infraestructura con que cuentan el INTA y el INTI para asistir a la mayor cantidad posible de empresas del sector.
Estas condiciones resultarían óptimas para agilizar los procesos de innovación y desarrollo encarados por la industria, permitiendo el trabajo conjunto de los técnicos del INTA e INTI, en equipos interdisciplinarios con fuertes vínculos con los profesionales de la industria y el campo.

Gráficos: elaboración propia en base a los datos del informe de coyuntura de la industria de la maquinaria agrícola del INDEC.

Fuente: Informe de coyuntura de la industria de maquinaria agrícola del INDEC, correspondiente a 2008, publicado el 5 de marzo de 2009 sobre la base de las 50 principales empresas que constituyen el núcleo de la industria de las maquinarias agrícolas, agrupados en los cuatro grandes segmentos que son relevantes para la producción y cosecha de los principales granos (cereales y oleaginosas).


Visita de integrantes del Grupo de Trabajo sobre Maquinarias Agrícolas a Expoagro 2009

Del 6 al 8 de marzo pasado se realizó la ya tradicional muestra de maquinarias, insumos y servicios para el agro en Villa Constitución, Theobald, Provincia de Santa Fe, en la que a pesar de las intensas lluvias registradas en los días previos, hubo gran afluencia de público atraído por la posibilidad de ver toda la oferta disponible para el sector en un solo lugar.

Junto a los Ingenieros Raúl Castaño de INTI-Rosario, Coordinador del Grupo de Trabajo sobre maquinaria Agrícola, Marcelo Bonino de INTI-Rafaela y en compañía del experto Japonés Hisayuki AOI, recorrimos la exposición visitando los stands de muchos de los fabricantes nacionales allí presentes.

Especialmente interesante fue la visita realizada al stand del INTA en el que tuvimos oportunidad de hablar con los Ingenieros Mario Bragachini, uno de los principales referentes del INTA para la maquinaria agrícola con asiento en Manfredi, Provincia de Córdoba, y Jorge Hilbert, Director del Instituto de Ingeniería Rural del INTA en Castelar, Provincia de Buenos Aires, sobre la necesidad de seguir estrechando los vínculos que se han ido construyendo en estos últimos años entre los técnicos de ambas instituciones con el fin de concretar una propuesta conjunta de asistencia integral al sector que permita apuntalar su crecimiento y tender al desarrollo de toda la cadena de valor agroalimentaria del país. También pudimos intercambiar opiniones con los técnicos del INTA y fabricantes de maquinarias acerca del estado de situación de esta industria proveedora de bienes de capital del sector agropecuario, destacándose el optimismo reinante en la mayoría de los expositores a partir del mejoramiento de las condiciones agroecológicas que significó la finalización de la persistente sequía que afectaba a gran parte de la zona núcleo de producción agrícola.

Otro aspecto que merece ser destacado fue la importante concurrencia de visitantes extranjeros, provenientes de 30 países, atraídos por el avance tecnológico alcanzado por la industria nacional de maquinarias agrícolas, en especial el paquete tecnológico asociados a la siembra directa. Algunas de las naciones con mayor representación fueron Brasil, Uruguay, Paraguay, Estados Unidos, Chile, México, Colombia, Bolivia, Sudáfrica, Francia, Alemania, España, Venezuela, Italia, Canadá y Ucrania.

 

Por Diego Hybel, dhybel@inti.gob.ar

 

Si Ud. desea agregar un comentario: Clickee aquí

    

NO©copyright Todos los materiales del Saber Cómo son propiedad pública de libre reproducción. Se agradece citar fuente